Solvencia financiera: su incidencia y cómo calcularla

La solvencia es uno de los indicadores más importantes para conocer el estado de las finanzas de cualquier negocio. Se refiere a la capacidad de una empresa para responder a sus obligaciones de corto, mediano y largo plazo.

A menudo suele confundirse con la liquidez, que está formada por los activos corrientes que pueden convertirse rápidamente en dinero. Sin embargo, mientras que la falta de liquidez puede representar un problema momentáneo, una situación de insolvencia puede acabar en la quiebra de la compañía.

Por este motivo, resulta fundamental aprender a calcularla, conocer su incidencia en las finanzas corporativas y las ventajas que ofrece.

Fórmulas para calcular la solvencia financiera

Conocer este indicador es crucial para tomar decisiones acertadas con respecto al endeudamiento, el ahorro y la inversión. Existen cuatro fórmulas para estimar el nivel de solvencia de tu compañía:

Ratio de endeudamiento

Implica sumar las deudas y dividir el total por el patrimonio neto. Un resultado que indique valores superiores al 0,6 indica que la compañía posee demasiadas deudas.

Por ejemplo, imagina que debes créditos a menos de 1 año por un total de USD$50 mil, y tu patrimonio neto es de USD$250 mil. El resultado de la división es 0,2, lo que significa que tu empresa es perfectamente capaz de afrontar sus pagos.

Ratio de endeudamiento de largo plazo

Permite calcular el pasivo no corriente, es decir, las obligaciones a devolver en el largo plazo. Se debe dividir el total de las deudas de largo plazo por el patrimonio neto. Un valor que oscile entre 0,4 y 0,6 indica insolvencia técnica.

Por ejemplo, si debes USD$400.000 a 2 años y tu patrimonio neto es de USD$1 millón, el resultado es 0,4, es decir, que tu compañía es insolvente y no puede afrontar sus deudas.

Ratio de solvencia

Es el resultado que se obtiene al dividir el total de los activos por el total de los pasivos exigibles. Para indicar un buen nivel de solvencia, idealmente el valor debería ser de 1,5. Esto quiere decir, por ejemplo, que tu negocio posee USD$1,5 en activos por cada USD$1 de deuda.

Apalancamiento financiero

Para calcularlo, debes dividir el total del activo por el patrimonio neto. Mientras mayor sea el valor obtenido, menor capacidad tiene la compañía para financiar sus inversiones recurriendo a su patrimonio neto. En este sentido, es probable que deba recurrir a fuentes de financiación externa, como inversionistas ángeles, crowdfunding, subsidios estatales o préstamos bancarios.

Acelera tu carrera con el programa adecuado

Comparte tus datos con nosotros y permite que nuestros asesores te guíen hacia la excelencia

¿Cómo incide en la salud financiera de la empresa?

Cualquier compañía debe mantener un buen nivel de este indicador para hacer frente a sus obligaciones con proveedores, entidades bancarias y otros acreedores. Se considera que existe una situación financiera saludable cuando el valor actual de los activos supera al de los pasivos.

Gracias a ello, la empresa tiene con qué cubrir sus deudas de mediano y largo plazo. Una compañía solvente es capaz de generar, a lo largo del tiempo, los suficientes recursos económicos para sostener sus actividades.

Cuando una entidad tiene problemas pasajeros de liquidez, puede solucionarla rápidamente con algunos instrumentos de financiación. No obstante, una mala administración financiera puede acabar en un sobreendeudamiento. La mora y la acumulación de deudas a largo plazo, puede conducir a la insolvencia o a la quiebra técnica, una situación a menudo irreversible.

Beneficios de la solvencia financiera

Mantener un óptimo nivel de solvencia aporta muchos beneficios a tu compañía. Estos son los más importantes:

Menor costo de las deudas

Una empresa solvente cancela sus créditos a tiempo. Esto evita el pago de intereses por refinanciación y otros cargos que encarecen las deudas. Incluso, dependiendo del tipo de amortización, pagar cuotas en forma anticipada puede reducir el costo de los pagos futuros.

La solvencia permite acceso a fuentes de financiación

Si la compañía demuestra que tiene el suficiente respaldo económico para cubrir sus deudas, puede acceder a mejores instrumentos de financiación bajo condiciones más favorables.

Apalancamiento

Adquirir deudas, si se hace de forma inteligente, es una gran estrategia de apalancamiento. Permite realizar inversiones en bienes de capital y otros activos esenciales para el crecimiento de la compañía.

Control financiero a largo plazo

Una parte del éxito de tu negocio consiste en administrar correctamente tus obligaciones financieras a corto, mediano y largo plazo. Esto te ayuda a gestionar mejor tus pagos, evitar el sobreendeudamiento y sostener tu rentabilidad.

Mantener una adecuada solvencia financiera, es clave para evitar el sobreendeudamiento y crecer a mediano y largo plazo. Revisa y calcula la tuya para afianzar la rentabilidad de tu negocio.

Fuente: Solvencia financiera: su incidencia y cómo calcularla | IPADE

Si quieres enriquecer tu conocimiento sobre finanzas, consulta los programas en línea que IPADE te ofrece con Emeritus Latam

Referencias Bibliográficas

Banco Santander. (s./f.). ¿Qué es la solvencia financiera y cómo se calcula? https://www.bancosantander.es/glosario/solvencia-financiera#:~:text=La%20solvencia%20financiera%20define%20la,sus%20deudas%2C%20presentes%20o%20futuras?utm_source=blog&utm_medium=blog&utm_campaign=B-00000_WW_np_blog_posteo-organico&utm_content=post .

BBVA. (2023). Qué es la solvencia financiera y cómo se puede calcular. https://www.bbva.com/es/salud-financiera/que-es-la-solvencia-financiera-y-como-se-puede-calcular/?utm_source=blog&utm_medium=blog&utm_campaign=B-00000_WW_np_blog_posteo-organico&utm_content=post

Otros Artículos

EIM LEARNING Todos los derechos reservados 2023