Diseñar desde la base: cómo nuestras asociaciones con universidades benefician a las organizaciones

Los estudiantes ejecutivos asisten a los cursos con objetivos claros: ampliar sus conocimientos y hacer avanzar su carrera. Al fin y al cabo, compaginar una carrera exigente con los estudios exige concentración y claridad.

Entonces, ¿por qué hay tantos programas que no ofrecen el contenido específico que necesitan y, en cambio, recurren a una pedagogía anticuada?

En Emeritus, adoptamos un enfoque diferente.

Nuestros cursos no son versiones digitalizadas de ofertas presenciales. En su lugar, se construyen desde la base a través de nuestras asociaciones con las principales universidades, con el alumno digital en el centro.

Lisa Brem, Directora de Diseño de Emeritus, explica que este enfoque a medida distingue a la empresa. “Nuestro objetivo principal es desarrollar cursos de alta calidad colaborando con el profesorado para dar vida a su visión del curso. El profesorado ha dedicado toda su carrera a llegar a lo más alto de su campo, y el diseñador de instrucción se asegura de que facilitemos su trabajo”, explica. “Les ayudamos a deshacer su enorme maleta de conocimientos y a identificar lo que será valioso y resonante para el alumno”.

La puesta en práctica de esos conocimientos en un formato en línea comienza con una conversación básica entre el profesor o profesores y un diseñador instruccional de Emeritus. Juntos, identifican los objetivos del curso: ¿qué debería ser capaz de hacer el alumno al final del programa? ¿Cómo practicarán esas habilidades? ¿Cómo demostrarán sus habilidades y cómo podemos medir su éxito?

“Nos centramos mucho en lo que los alumnos deben ser capaces de hacer cuando terminen los cursos”, explica la Directora de Diseño, Karen Mahon. “Al empezar con el objetivo final en mente y trabajar hacia atrás, nos aseguramos de que todas las piezas del curso estén bien alineadas, lo que da a los alumnos la mejor oportunidad de lograr los resultados de rendimiento deseados y de impactar en sus carreras.”

Una vez definidos los resultados de los cursos, el equipo de Emeritus trabaja con el profesorado para crear un plan de estudios que adapte el aprendizaje a los módulos del programa y proporcione a los alumnos amplias oportunidades para practicar los conjuntos de habilidades pertinentes con problemas del mundo real.

Pero eso es solo el principio. “El profesorado pasa varias horas trabajando con el diseñador pedagógico en cada módulo del curso”, explica Mahon. “Pero todo el proceso –filmación, producción técnica, pruebas de usabilidad– lleva cientos de horas”.

Aunque el contenido de cada curso es totalmente personalizado, Emeritus se adhiere estrechamente a las mejores prácticas del sector.

“A diferencia de otros proveedores de educación ejecutiva, nos ajustamos a un conjunto externo de normas de calidad para la educación en línea establecido por una organización llamada Quality Matters”, señala Mahon. “Estas normas se basan en la investigación y diseñamos nuestros cursos de acuerdo con ellas para mejorar la eficacia y la facilidad de uso del programa. Los alumnos pueden ver no solo lo que están haciendo, sino por qué lo están haciendo y cómo es relevante para las habilidades que están tratando de adquirir”.

Esto significa que la experiencia del usuario, que comprende todo, desde la navegación hasta la iconografía, está diseñada para que el progreso a través de cada módulo sea intuitivo y sencillo. Se consulta con frecuencia al profesorado, que mantiene el control sobre el contenido del curso y a menudo interviene en su impartición.

“Vamos de un lado a otro con el profesorado hasta que lo hacemos bien”, dice Brem. “Cuando el alumno llega al final del curso, no solo debe tener una clara comprensión del material, sino también entender por qué es importante y ser capaz de aplicar las habilidades obtenidas a su carrera”. Lee sobre nuestras asociaciones y programas universitarios.